GARANTÍA

Los productos Buba® y todos los productos que usted adquiera a Buba®, incluidos los de otras marcas, están cubiertos por una garantía legal de dos años frente a las faltas de conformidad en virtud de lo previsto en la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios (Real Decreto Legislativo 1/2007). El texto de los artículos relevantes de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios se transcribe al final de esta página.

De acuerdo con los artículos 114-124 de la citada Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, los consumidores tienen, entre otros, el derecho a obtener del vendedor, y si se cumplen las condiciones legales, del fabricante, la reparación o sustitución gratuita de aquellos productos que manifiesten una falta de conformidad durante los 24 meses posteriores a su entrega, siempre que la falta de conformidad existiera en el momento de la entrega del producto. Salvo prueba en contrario, cualquier falta de conformidad que se manifieste dentro de los 6 meses siguientes a la entrega del producto se presume que ya existía en el momento de la entrega, salvo que esta presunción sea incompatible con la naturaleza del producto o la índole de la falta de conformidad.

NOTA EXPLICATIVA SOBRE LAS CONDICIONES PARA EJERCER LOS DERECHOS DERIVADOS DE LA GARANTÍA LEGAL

¿Quién tiene derecho a solicitar la aplicación de la garantía legal según la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios?

Solo los consumidores pueden beneficiarse de la garantía legal. Los consumidores son personas físicas o jurídicas que hayan adquirido un producto para un uso no relacionado con una actividad comercial, empresarial o profesional. Por lo tanto, el producto o los productos descritos en una factura en la que se indique el N.I.F. de una sociedad o de un profesional con objeto de reclamar/deducirse el IVA aplicable no tienen derecho a beneficiarse de la garantía legal.

¿Cómo y cuándo es posible solicitar los derechos otorgados por la garantía legal?

De conformidad con la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, un consumidor puede reclamar al vendedor de un producto y, si se cumplen las condiciones establecidas por la ley, al fabricante, los derechos derivados de la garantía legal por las faltas de conformidad existentes en el momento de la entrega del producto y que se manifiesten en un plazo de 24 meses a partir de la entrega del mismo. Salvo prueba en contrario, se presumirá que cualquier falta de conformidad que se manifieste dentro de los 6 meses siguientes a la entrega del producto ya existía en el momento de la entrega, salvo que esta presunción sea incompatible con la naturaleza del producto o la índole de la falta de conformidad. Los consumidores pueden beneficiarse de la garantía legal siempre que puedan probar la compra del producto (por ejemplo, mediante factura o recibo de compra). Por ello, es muy importante siempre guardar el recibo relacionado con la compra correspondiente.

¿Qué es una falta de conformidad?

De acuerdo con el artículo 116 de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, un producto tiene una falta de conformidad si dicho producto: (i) No es apto para los usos a que ordinariamente se destinen los productos del mismo tipo. (ii) No se ajusta a la descripción realizada por el vendedor y no posee las cualidades del producto que el vendedor haya presentado al consumidor en forma de muestra o modelo. (iii) No presenta la calidad y prestaciones habituales de un producto del mismo tipo que el consumidor y usuario pueda fundadamente esperar, habida cuenta de la naturaleza del producto y, en su caso, de las declaraciones públicas sobre las características concretas de los productos hechas por el vendedor, el productor o su representante, en particular en la publicidad o en el etiquetado. (iv) No es apto para cualquier uso especial requerido por el consumidor cuando lo haya puesto en conocimiento del vendedor en el momento de celebración del contrato, siempre que éste haya admitido que el producto es apto para dicho uso.

¿Qué puede hacer un consumidor en caso de que exista una falta de conformidad en un producto adquirido en la tienda Buba®?

Cuando un consumidor tenga conocimiento de una falta de conformidad en un producto adquirido a través de la tienda Buba®, puede ponerse en contacto con el Servicio de Atención al Cliente de Buba® en el número de teléfono gratuito que se indica al final de esta nota. El Servicio de Atención al Cliente de Buna® ayudará al consumidor a comprobar si se cumplen las condiciones previstas en la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios. Si el asunto no puede resolverse por teléfono o si el producto Buba® requiere un diagnóstico técnico para determinar si existe una falta de conformidad, se remitirá al consumidor a un Servicio Técnico Autorizado por Buba® o a una tienda Buba®. Si se determina que se cumplen las condiciones previstas por la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, el consumidor tendrá derecho a obtener de Buba® la reparación o la sustitución gratuita del producto no conforme, salvo que la forma de subsanación solicitada por el consumidor sea objetivamente imposible o desproporcionada en comparación con la otra, habida cuenta del valor del producto, la naturaleza de la falta de conformidad y la posibilidad de implementar una forma de subsanación alternativa sin inconvenientes mayores para el consumidor. Si la reparación o sustitución del producto es imposible, no elimina la falta de conformidad del mismo, o no se hubiera llevado a cabo en plazo razonable o sin mayores inconvenientes para el consumidor, entonces el consumidor tendrá derecho a resolver el contrato de compra y obtener el reembolso íntegro del precio de compra satisfecho (contra la devolución del producto) o solicitar una reducción en el precio de compra. La rebaja del precio será proporcional a la diferencia existente entre el valor que el producto hubiera tenido en el momento de la entrega de haber sido conforme con el contrato y el valor que el producto efectivamente entregado tenía en el momento de dicha entrega. Nota: el procedimiento descrito anteriormente sólo resulta aplicable cuando un producto es adquirido en la tienda Buba® por un consumidor en España.